Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘-Felicidad.’ Category

positivo

Pensamientos positivos

 

¿POR QUE SER POSITIVO?

 

El primer motivo es la salud física y mental. El Dr. Mario Alonso afirma lo siguiente:

Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante horas. El distrés esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal… Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

Las personas más irritables tienen mayor propensión a padecer problemas cardiacos y otras dolencias. No deje que una percepción negativa de la vida le produzca a medio y largo plazo problemas en su salud y su calidad de vida. Si desea mejorar su salud, vivir más años, acostúmbrese a pensar en positivo.

Su familia, su pareja, sus hijos…. Las personas que más le quieren son las que se resignan a comprenderle y a padecer su mal humor, recelos, descalificaciones, críticas… Corre el riesgo de transmitir una educación negativa a sus hijos, con todo lo que eso conllevara para su futura integración social y laboral. Corre el riesgo de debilitar los lazos que le unen a su pareja y el entusiasmo e ilusión que siempre hay que potenciar. Si quiere una familia feliz, trate de pensar en positivo, le ayudará mucho.

Su trabajo. Como afirmaba el Dr. Alonso un pensamiento negativo afecta a nuestra capacidad intelectual. Es mucho más difícil para las personas con pensamientos negativos prosperar en su trabajo. Incluso aquellas con mayor capacidad intelectual y brillantez ven sus posibilidades mermadas por el recelo que genera su negatividad. Mientras que personas con menores méritos van escalando creando de forma – a veces oportunista-, las personas sumidas en planteamientos negativos acentúan su aislamiento y su falta de popularidad y apoyos en su entorno laboral. La empresa moderna y competitiva valora especialmente el líder, caracterizado por su capacidad de afrontar situaciones complejas y difíciles con planteamientos positivos. Si desea prosperar, debe profundizar en pensar positivamente.

Su entorno social. Una gran parte de nuestras vidas se desarrolla con nuestros amigos, en nuestras comunidades de vecinos, nuestros círculos sociales… Las personas con pensamientos negativos van desarrollando una actitud antisocial que hace cada vez más difícil su integración y aceptación. Sus críticas van aislándole hasta dejar reducido su círculo a un estrecho número de personas, resignadas a aceptar sus planteamientos negativos.

Usted. Vivirá una vez esta vida. Quizás nuestro mundo no sea todo lo perfecto que debiera ser. Pero, sin duda, ser positivo contribuye a hacerlo mucho más llevadero. Pensar en positivo facilitará las relaciones con los demás, hará más feliz a su familia, mejorará su salud, le hará sentirse mucho mejor, incluso siendo consciente de las peores situaciones a las que tenga que enfrentarse… Ya nos hemos ocupado de los pensamientos negativos y sus efectos ¿le parecen pocas razones? ¿se anima?.

 

Miguel Angel Gil

Distribuidor Independiente de DXN – ID 818167918

http://ganodermaronda.dxn.es/

Clic Aquí para acceder al Vídeo Tour…

En Facebook

633201763

Clic Aquí para contactar

Salud e Independencia Económica con DXN

dxn

DXN

Read Full Post »

Alizee-Sonrisa-26-1

La sonrisa es una poderosa herramienta para hacer frente a la adversidad, conectar con los demás y encontrar mejores recursos para vivir.

Si ríes, el mundo sonríe contigo. Y no lo dice la sabiduría popular sino que está demostrado científicamente: los demás reaccionarán de forma más positiva, es posible que entablen una conversación contigo, que te ayuden o te consuelen, que se conviertan en amigos o que acabes estableciendo incluso una relación de pareja. También ante acontecimientos estresantes, reír y sonreír pueden ayudar a “deshacer” emociones negativas, distraer y producir sentimientos de paz o incluso alegría.

En un estudio, se entrevistó a personas que habían perdido a su pareja seis meses antes y se les pidió que rememoraran su matrimonio. Quienes rieron espontáneamente durante la entrevista sobrellevaban mucho mejor su pérdida y experimentaban más placer en la vida, menos enfado y relaciones más positivas con los demás, como si la risa los ayudara a “disociarse” de su aflicción. Otra investigación ha demostrado que la risa puede reducir las hormonas beneficiosas: los hombres que tenían previsto ver uno de sus vídeos de humor preferidos tenían un 27% más de betaendorfinas en la sangre.

Muchos conocen bien El Principito, un libro maravilloso escrito por Antoine de Saint-Exupéry. Es un libro que, sin dejar de ser un cuento para niños, es también un recurso maravilloso para estimular el pensamiento en los adultos.

Saint-Exupéry era un piloto de caza que luchó contra los nazis y murió en acción. Antes de la segunda guerra, luchó contra los fascistas en la guerra civil española. A partir de aquella experiencia escribió un cuento fascinante con el título de La sonrisa. Éste es el relato que quisiera compartir contigo ahora, lo contaré con mis propias palabras tal como la recuerdo.

Cuenta el autor que, capturado por el enemigo, lo confinaron en una celda. Por las miradas desdeñosas y el rudo tratamiento que recibió de sus carceleros, estaba seguro de que al día siguiente lo ejecutarían. Estaba tremendamente inquieto y nervioso. Repasó sus bolsillos en busca de algún cigarrillo que pudiera haber quedado en ellos pese al registro, y encontró uno que, con manos temblorosas, apenas pudo llevárselo a los labios. Pero no tenía fósforos. Por entre los barrotes miró a su carcelero y decidió preguntarle si tenía fuego. El carcelero lo miró, y se acercó a encenderle el cigarrillo. Mientras se acercaba para encender el fósforo, sin intención alguna, sus ojos se cruzaron. En ese momento, sin saber por qué, le sonrió. Quizá fuera por nerviosismo, tal vez porque cuando dos personas están muy cerca una de otra es muy difícil no sonreír. En ese instante fue como si se encendiera una chispa en sus corazones, en sus almas: eran humanos. Aunque el carcelero no quería sonreír, provocó otra sonrisa en sus labios. Le encendió el cigarrillo y se quedó cerca, mirándole directamente a los ojos, sin dejar de sonreír. Le preguntó si tenía hijos. Le contestó que sí, y sacó su cartera y buscó fotos de su familia. El carcelero también sacó las fotos de sus hijos y empezó a hablar de los planes y las esperanzas que ellos le inspiraban. A Exupéry se le llenaron los ojos de lágrimas, le dijo al carcelero que temía no volver a ver nunca a su familia, no poder llegar a verlos crecer. Al carcelero también se le humedecieron los ojos, y de pronto sin decir nada, abrió la puerta y le guió hacia la salida, lo condujo fuera de la ciudad. Estaba libre, aquella sonrisa le había salvado la vida.

Si, la sonrisa…el contacto espontáneo, natural, no afectado entre las personas.

Éste es un episodio que cuento porque me gustaría que pienses en que, debajo de todas las capas defensivas que construimos para protegernos, para proteger nuestra dignidad, nuestros títulos, nuestros grados, nuestro estatus y nuestra necesidad de que nos vean de tal o cual manera…por debajo de todo eso, sigue estando, auténtico y esencial, lo que somos.

Reír y sonreír (hasta la sonrisa poco sincera tipo “no quiero posar para esta foto” o “este chiste no hace mucha gracia”) originan una leve sensación de bienestar positivo. Y este pequeño incentivo arranca, a su vez, una serie de recursos que te ayudarán a arreglártelas en la vida y en las relaciones sociales, con lo cual reducirás la ansiedad y la angustia, y te sentirás más feliz y alegre.

 

Miguel Angel Gil
Distribuidor Independiente de DXN – ID 818167918

http://ganodermaronda.dxn.es/

Clic Aquí para acceder al Vídeo Tour…

En Facebook

633201763

Clic Aquí para contactar

Read Full Post »

buen humor

Buen Humor = Mejor Salud

 

Reírse es una función biológica necesaria para mantener el bienestar físico y mental. Es una forma excelente para lograr la relajación, abrir nuestra capacidad de sentir y de amar.

La mayoría de los mortales esperan la definitiva y gran felicidad y se pierden las pequeñas alegrías de cada día. No conozco nada que no pueda decirse o asumir con una sonrisa, con un talante positivo y con cierto sentido de humor.

Toda alegría es poca y te equivocas si piensas que sólo debes y puedes estar alegre cuando todo te va bien y las cosas suceden a tu gusto. También te equivocas si piensas que es natural mostrar descontento y sentirse mal después de cada contratiempo y adversidad. Si eres consciente de que un día sin alegría, sin una sonrisa es un día inútil, y obras en consecuencia. No esperes a estar contento de forma espontánea y natural, cuando las cosas te vienen de cara y a favor, sino que cada día tienes que trabajar y fabricar tu gozo, tu contento y tus ganas de vivir y aprender a estar alegre incluso en las circunstancias más adversas, por descabellado que pueda parecer.

El secreto está en saber elegir el sentimiento de la alegría en lo más profundo de ti, decidiendo por propia voluntad que tu gozo, la paz de tu espíritu y tu actitud de contento sean realidades independientes de la suerte o de la desgracia, del día que amanezca o del bien o mal que te han venido las cosas.

No se trata de reírse de todo y por todo como tontos, sino de que tu estado de alegría y de gozo no dependa de las personas y de las situaciones del momento. Tú ya eres felicidad y decides experimentar esa felicidad y alegría cuando más lo necesitas, para contrarrestar la adversidad y el malestar creado en tu entorno.

Tienes que ser consciente de que si dejas de tormentarte y de “rumiar” las desgracias y los malos momentos del pasado o del presente, la alegría y las ganas de vivir brotan a raudales de ese manantial inagotable que es la propia vida.

Solamente tú puedes y debes decidir adoptar una actitud de alegría o de tristeza, de esperanza o desesperanza, en cualquier situación y circunstancia. Tu sistema inmunológico y tu salud se verán afectados positiva o negativamente por una u otra decisión.

Seguramente estarás pensando que lo que afirmo es un contrasentido, algo descabellado, y que si alguien te insulta, tú debes reaccionar con mayores insultos hacia tu ofensor o enfadándote más que una mona.”¡Choradas!”, diría algún sabelotodo de estos que siempre están enfadados, todo lo ponen en solfa, van de “bucaneros” por la vida y desprecian a quienes han aprendido a plantar buena cara tanto al mal tiempo como a las adversidades y a la mala gente. Me da igual, yo me quedo con la alegría y el buen humor y dejo para otros el cabreo. Y tu, ¿qué prefieres?.

LA CIENCIA LO AVALA
Las carcajadas provocan efectos positivos, tanto físicos como psicológicos, y son un hábito saludable que conviene poner en práctica cada día.

La risa como terapia:

Sigmund Freíd atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa. Esta capacidad fue científicamente demostrada cuando se descubrió que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos un segundo después de comenzar a reír.

Cuando reímos, el cerebro emite una información necesaria para activar la segregación de endorfinas, específicamente las encefalinas. Estas sustancias, que poseen unas propiedades similares a las de la morfina, tienen la capacidad de aliviar el dolor, e incluso de enviar mensajes desde el cerebro hasta los linfocitos y otras células par combatir los virus y las bacterias. Las endorfinas desempeñan también otras funciones entre las que destaca su papel esencial en el equilibrio entre el tono vital y la depresión. De ellas depende algo tan sencillo como estar bien o estar mal. Como se puede comprobar, aprender a reír es algo más importante de lo que parece a simple vista.

Efectos físicos de la risa
Ejercicio: con cada carcajada se ponen en marcha cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa.
Limpieza: se lubrican y limpian los ojos con lágrimas. La carcajada hace vibrar la cabeza y se despeja la nariz y el oído. Además, elimina las toxinas, porque con el movimiento el diafragma produce un masaje interno que facilita la digestión y ayuda a reducir los ácidos grasos y las sustancias tóxicas.
Oxigenación: entra el doble de aire en los pulmones, dejando que la piel se oxigene más.
Analgésico: durante el acto de reír se liberan endorfinas, los sedantes naturales del cerebro, similares a la morfina. Por eso, cinco o seis minutos de risa continua actúan como un analgésico.
Rejuvenecedora: rejuvenece al estirar y estimular los músculos de la cara. Tiene, además, un efecto tonificante y antiarrugas.
Previene el infarto: el masaje interno que producen los espasmos del diafragma alcanza también a los pulmones y al corazón, fortaleciéndolos.
Facilita el sueño: las carcajadas generan una sana fatiga que elimina el insomnio.

Efectos psicológicos de la risa
Elimina el estrés: se producen ciertas hormonas (endorfinas y adrenalina) que elevan el tono vital y nos hacen sentir más despiertos.
Alivia la depresión: nos hace ser más receptivos y ver el lado positivo de las cosas.
Proceso de regresión: puede generar un retroceso a un nivel anterior de funcionamiento mental o emocional, generalmente como un mecanismo para aliviar una realidad que se percibe como dolorosa o negativa.
Exteriorización: a través de la risa las personas exteriorizan emociones y sentimientos.

También debemos hacer hincapié en los efectos sociales de la risa, como su carácter contagioso, la salvación de situaciones socialmente incómodas y el poder comunicativo del humor.

PAUTAS PARA PODER REIR
Lo primero es trabajar la actitud ante la vida: con una sonrisa.

Esforzarse en ver siempre la “botella medio llena y no media vacía”.

Intentar encontrar cada vez nuevas posibilidades y no amargarse con los problemas.

Evitar esa actitud de “tener un problema para cada solución”.

Leer libros de humor.

Ver películas y obras de teatro cómicas.

Intentar reírse de uno mismo en la intimidad. Hacerlo en sociedad es ya para niveles avanzados.

Frecuentar programas de TV que fomentan la risa, sobre todo cuando es un humor que no se hace a costa de nadie.

 

Miguel Angel Gil
Distribuidor Independiente de DXN – ID 818167918

http://ganodermaronda.dxn.es/

Clic Aquí para acceder al Vídeo Tour…

En Facebook

633201763

Clic Aquí para contactar

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: